Suscribirse

Blogs

Blogs
Viernes 02 de Julio de 2010 11:30

"El amo del corral" de Tristan Egolf.

por Ana C.López

"EL AMO DEL CORRAL" DE TRISTAN EGOLF. Por Ana C. López. 

 

Aquí, en mi trinchera de lectora, tengo a buen recaudo uno de los tres libros que Tristan Egolf escribió antes de morir, por voluntad propia, en el año 2005 a los 33 años. Se trata de “El amo del corral” (1998), parco título en su versión española, siendo el original: “Lord of the Barnyard: killing the fatted calf and arming the aware in the cornbelt”.

 

                         

  

Ambientada en Kentucky, estado federado que, en parte, pertenece al denominado “cinturón del maíz” (corn belt) del medio Oeste de los Estados Unidos de Norteamérica, la ópera prima de Tristan Egolf es la narración a fogonazos, una erupción de sucesos inefables (del latín ineffabĭlis, indecible) que el autor, desafiando esta etimología, logra contar armado con una verborrea brillante, imparable y avasalladora. Desde La conjura de los necios (1980) de John Kennedy Toole, que también atesoro en mi trinchera de lectora, no había vuelto a encontrarme con un texto capaz de arrebatarme con tal intensidad, caótica y visceral, de tornado.

 

Podrás olvidar en el futuro el hilo argumental de El amo del corral, podrás olvidar los detalles, pero quedará en tu memoria la deslumbrante descripción de la pericia empresarial de un crío de ocho años, John Kaltenbrunner, semihuérfano, convertido en experto criador de gallinas de raza, sometido a todo tipo de vejaciones en la escuela, a la que va solo, sin asear, en tractor, sometido a un acoso infernal por un grupo de arpías metodistas que rondan como buitres la granja esperando la muerte de la madre para hacerse con la propiedad.

 

Nunca olvidarás las desgracias concatenadas que van lastrando la juventud malograda de nuestro antihéroe rural: su trabajo en una fábrica de despiece de pavos, codeándose, entre sangre, electrocuciones y tendones, con los inmigrantes de origen latino, con la escoria blanca y la negra, condenados todos a vivir por no morir, por encima del asco y la rabia contra el sistema.

 

Esta es la historia vital de un hijo de granjeros, con una voluntad de hierro y un destino que insiste en arrancarle las tripas, el corazón y la dignidad. Tiene su planteamiento, su nudo, y un aparente desenlace: John parece ser premiado por el destino con un nuevo empleo como recogedor de basura…

 

Mas no es el desenlace, el fin, sino que como si una nueva novela comenzase en el segundo tercio de El amo del corral, Tristan Egolf vuelve a cegarnos con otra tanda de golpes bajos cuando nos relata el episodio en el que John Kaltenbrunner, corazón cartesiano, arrastrado por las circunstancias, por el lodo de ese río putrefacto que ha sido hasta entonces su vida, se convierte en un auténtico héroe contra el mundo. Una huelga de basureros, sin precedentes, totalmente inenarrable, nos quita el aliento hasta que pasamos la última página y suspiramos. La avalancha ya ha pasado y en nuestra retina queda el fulgor de la caída, el vómito del miedo. 

 

Este verano os recomiendo la inmersión en la obra, en la América profunda, visceral, de Tristan Egolf.

 

 

 

Tristan Egolf: algunos datos sobre su figura.

 

 

Tristan Egolf nació en El Escorial, por casualidad, en 1971. Comenzó a segregar talento en el instituto, donde oculto bajo un seudónimo fácil de desencriptar por parte del jefe de estudios, publicó, junto con su mejor amigo, futuro periodista, una publicación underground que vendían a los alumnos del instituto, ávidos de subversión, por un módico precio. Les expulsaron tres días, cuando fueron descubiertos, pero, al mismo tiempo, las autoridades educativas alabaron el sorprendente dominio de la palabra, de la ficción y del ritmo de Tristan.

 

Si en la educación secundaria, las publicaciones underground fueron la válvula de escape por la que brotó su genio narrativo, ya en la Universidad, fue su grupo de música punk el que le granjeó el éxito: firmó un contrato con una compañía discográfica.

 

Escritor, músico y viajero, abandonó sus estudios superiores para ir a París a escribir su primera novela. Con 27 años, entró en contacto, de manera accidental con la editorial Gallimard que publicó su primera novela: “El amo del corral”

 

Antes de suicidarse en el año 2005, no sólo escribió otras dos novelas "La chica y el violín" (2002) - Skirt and the Fiddle- y "Kornwolf" (2006), sino que, ya de regreso en Estados Unidos, desarrolló su faceta de activista político, como líder de Smoketown 6, un colectivo que protestó contra el, ahora, ex presidente de los Estados Unidos de Norteamérica, George W. Bush.

 

 

Ediciones disponibles en España:

 

1. Edición descatalogada por la editorial

EL AMO DEL CORRAL de Egolf, Tristan

MONDADORI
ISBN: 9788439702511
Año de edición:1998 BARCELONA

 

2. LORD OF THE BARNYARD: KILLING THE FATTED CALF AND ARMING THE AWAR E IN THE CORNBELT  Egolf, Tristan

GROVE PRESS
ISBN: 9780802136725
Año de edición:1998 NEW YORK

Lunes 17 de Mayo de 2010 16:33

Del monedero al monetario

por Ernesto Gutiérrez Guinea

 

No hay otro objeto con el que estemos mas familiarizados que con las monedas . Con ellas , el llamado dinero de bolsillo , pagamos nuestros gastos de cafetería , de transporte , interaccionamos con las máquinas de expedición de pequeños productos o ajustamos el valor de los billetes que hemos entregado para la adquisición de algo al valor señalado en su precio. Y no solo las damos , sino también las recibimos de las personas a través de las cuales hemos comprado algo , de manera que es prácticamente imposible volver a casa sin una modificación substancial de las monedas con las que hemos salido de ella .

Ello es así desde hace 2500 años ,en que en Lidia en la costa del Egeo ,los griegos , innovando como en tantos otros casos , pusieron en circulación unos pequeños trozos de aleación de oro y plata conformados por el sello del Estado que permitían , en forma sensiblemente igual que en nuestros días , ajustar el valor de las mercancías  al expresado en un determinado número de estas piezas de metal .

Si ello ha continuado siendo así a lo largo de 25 siglos , nada tiene de extraño que haya sido una constante a lo largo de la historia que muchas personas , ricas y pobres ,poderosas o débiles , hayan ido detrayendo de la circulación diaria parte de las monedas que reciben , aquellas que les han merecido una particular atención , en la misma medida que las mariposas ,plantas , conchas o fósiles curiosos , siempre han sido objeto de retención .

No hay otro objeto con el que estemos mas familiarizados que con las monedas . Con ellas , el llamado dinero de bolsillo , pagamos nuestros gastos de cafetería , de transporte , interaccionamos con las máquinas de expedición de pequeños productos o ajustamos el valor de los billetes que hemos entregado para la adquisición de algo al valor señalado en su precio. Y no solo las damos , sino también las recibimos de las personas a través de las cuales hemos comprado algo , de manera que es prácticamente imposible volver a casa sin una modificación substancial de las monedas con las que hemos salido de ella .

 

Ello es así desde hace 2500 años ,en que en Lidia en la costa del Egeo ,los griegos , innovando como en tantos otros casos , pusieron en circulación unos pequeños trozos de aleación de oro y plata conformados por el sello del Estado que permitían , en forma sensiblemente igual que en nuestros días , ajustar el valor de las mercancías  al expresado en un determinado número de estas piezas de metal .

Si ello ha continuado siendo así a lo largo de 25 siglos , nada tiene de extraño que haya sido una constante a lo largo de la historia que muchas personas , ricas y pobres ,poderosas o débiles , hayan ido detrayendo de la circulación diaria parte de las monedas que reciben , aquellas que les han merecido una particular atención , en la misma medida que las mariposas ,plantas , conchas o fósiles curiosos , siempre han sido objeto de retención .

Es prácticamente imposible el encontrar un hogar en que en el fondo de muchos cajones no queden unas monedas que el tiempo ha puesto fuera de circulación o que algún antecesor nuestro retuviera por aquella extraña fascinación que ejercen sobre la mayoría de nosotros las cosas de antaño .

Las monedas tienen inscripciones que nos permiten llegar a conocer la autoridad que las emitió , que órgano ostentaba la competencia , que diríamos en el lenguaje administrativo , cual es el año de su emisión , cual es el valor que se les asignó para su circulación o en que divisa están expresadas , que nos invitan a preguntarnos cosas relacionadas con ellas en cuando se salen de las usuales que estamos acostumbrados a manejar , pero por encima de todo la mayoría de ellas , no todas , son objetos bellos , son autenticas obras de arte con un diseño seleccionado por concurso entre los artistas nacionales de mas renombre , que presentan la ventaja de estar fabricados en serie  de tal manera que se nos facilita su posesión y el disfrute de su contemplación .

De esta retención que tantas personas realizan, especialmente desde que nuestra pertenencia a la Unión Monetaria permite la circulación en España de monedas diseñadas y emitidas por otros países , surge el deseo de coleccionar las monedas , de comparar sus características , de disponerlas de forma que podamos visualizarlas con facilidad o de acudir a publicaciones que nos faciliten información adicional acerca de ellas .

Ahí es donde esta situada la puerta que nos puede permitir entrar en el maravilloso mundo del coleccionismo . ¡ Claro que para transponerla se necesita un cierto gusto innato por el coleccionismo! Pero si en nuestra niñez hemos coleccionado cromos , en nuestra juventud carteles de nuestros cantantes preferidos y en nuestra madurez postales de los lugares que hemos visitado , seguro que somos potenciales coleccionistas de monedas, que partiendo del material que va a ir pasando por nuestras manos cada día en las vueltas que recibamos , podemos llegar a ser auténticos coleccionistas que pasemos agradabilísimos momentos manejando esto objetos , aprendiendo cosas acerca de ellos y trasmitiendo a otros lo que vayamos conociendo .

Este es el objeto de este Blog . Por supuesto que en Internet podemos extraer informacion sobre monedas raras o excepcionales. Por supuesto que existen publicaciones especializadas en las que bucear y enterarnos con detalle cuanto puede valer una determinada moneda o cual es el diseño de las monedas emitidas por un pais en una época determinada . Pero es seguro que ello es tarea de cierta aridez a la que solo es posible sentirse llamado una vez que se tiene ya una cierta idea de lo que es el coleccionismo de monedas .

Esta idea es la que pretendo ir difundiendo a los compañeros de las Administraciones Publicas . Facilitar fotografias de las mas significativas que nos inviten a conocer cosas sobre ellas . Dar estimaciones del valor de mercado de cada tipo de monedas . Proporcionar informacion complementaria , huyendo de terminologia especializada . Contestar a vuestras inquietudes en este campo que manifesteis en forma de comentarios . En definitiva perseguir la amenidad , prometiendo que de  vuestra participacion , en un tiempo razonable , podeis llegar al  interes en este tipo de coleccionismo , a la par que frecuentar este Blog os suponga el entrar en un agradable intercambio de ideas sobre el mundo de las monedas

                                          .

FROM THE PURSE TO THE MONETARY PERSON

There is no other object with which we are most familiar than with the coins. With them, the so-called pocket money, we pay our expenses in the cafeteria, transport, of what we acquaint in machines of small products or we use for giving  the change of a note given to pay the value indicated in the price of something. And we do not only give them but also we receive from the people we have bought something too, so it is nearly impossible to come back home without a substantial modification of the coins with which we had gone out. It is like this for 2500 years ago, when in Lydia on the coast of the Aegean Sea, the Greeks, innovating as in many other cases, put into circulation a few small pieces of a gold and silver alloy with the seal of the State which allowed them, in very similar way as well as in our days, set the value of the goods to that expressed with a number of these pieces of metal.
If it has continued being like this over 25 centuries, it is not strange that along the history many people, rich and poor, powerful or weak, have been removing from the daily circulation of coins those that had deserved a particular attention for them, the same as butterflies, plants, shells or curious fossils, they have always been an object for keeping.
It is nearly impossible to find a home where there are not any coins left in the bottom of drawers which the time has taken them out of circulation or which some of our predecessors had retained moved by a strange fascination that most of the old thing produces in us.
The coins have inscriptions that enable us to know the authority that issued them, what organ held that authority, what in the administrative language is called the year of issue, the value assigned for its circulation or in which currency are expressed, this make us wonder things about them when they are not like the ones we are used to use. Above all, most of them, not all, are beautiful objects, they are authentic works of art with a design selected by competition among the most renowned national artists, which have the advantage of being produced in series what facilitates us having one and enjoying its contemplation.
Because of the fact of keeping them what so many people do, especially since our membership to the Monetary Union allows the circulation in Spain of coins designed and issued by other countries, it arises the desire to collect the coins, to compare its characteristics, to arrange them so that we can visualized them easily or go to publications that provide us more information about them.
That is where the door is placed, the one that allows us enter in the extraordinary world of collecting. It is clear that to go through it, we need a certain innate pleasure for collecting!
Nevertheless, if in our childhood we have collected picture cards, when teenagers posters of our favorite singers and in our maturity postcards from the places we visited, we are potential collectors of coins for sure, starting from the material that will go through our hands from the everyday changes we receive, we can become authentic collectors spending pleasant moments handling these objects, learning things about them and transmitting to others what we know.
This is the purpose of this Blog. Of course, in Internet we can obtain information about rare or unusual coins. Certainly, there are specialized publications that allow us diving and learning in details of how much you can afford a particular currency or what the design of the coins issued by a country at a particular time. But, for sure, it is somehow a hard task which is only possible if you have felt the interest once you have already some idea of what coin collecting is.
This idea is what I try to transmit to the partners of the Public Administration. To facilitate some of the most significant photographs will help us to know things about them. To give estimations of the market value of each type of coin. To provide additional information, avoiding specialized terminology. To answer your concerns in this field expressed by comments. Definitively to pursue the amenity, promising that your participation in a reasonable time, you can reach the interest for this type of collecting, at the same time as frequenting this blog, it will mean to enter into a friendly exchange of ideas about the world of coins.

 

Página 27 de 27

Canción Destacada

Diseñado por:
Jaitek