Suscribirse
Sábado 21 de Diciembre de 2013 18:45

¡LA BUROCRACIA ES LA CULPABLE!

por Academia
Vota este articulo
(0 votos)

¡LA BUROCRACIA ES LA CULPABLE!


Desde hace años, exactamente los mismos  que dejó de estar en la cumbre de la moda del pensamiento Max Weber, cuya importancia y legado nos ha glosado brillantemente Don Julián, la burocracia es culpable de todo.
Al principio, tímidamente, después vilipendiada con ahínco y finalmente quemada en la hoguera, la burocracia es la auténtica culpable de todo lo malo  que nos acontece. Son los burócratas los responsables de prestar servicios públicos a los ciudadanos (siempre tediosos e insuficientes), recaudar impuestos (claramente excesivos), suministrar el carné de identidad (hay que pedir cita previa), proteger a los ciudadanos (con la inseguridad que sufrimos…) o representarlos en el exterior (los diplomáticos siempre están en cócteles). Si de la salud se trata, se nos cuenta que no me operan hasta dentro de un año y si de la educación pública se debate, se constata la última huelga de profesores. Se justifica que  los funcionarios estén en el punto de mira porque en el sentir de los españoles, se afirma, hay un malestar importante con el funcionamiento de las instituciones públicas.  Sin embargo, las encuestas del CIS  expresan lo contrario, puesto que la referencia al funcionamiento de los servicios públicos administrativos está fuera de las encuestas que reflejan las preocupaciones de los españoles.
Pero sigamos: lo realmente importante es lo que fastidian, porque los burócratas son responsables de los terremotos, de la tragedia genocida de los jemeres rojos e incluso de que Casillas no haya sido titular en el Real Madrid. ¿No se lo creen?
Algunos ejemplos tomados de la prensa de las últimas semanas:
•    Con ocasión del fallecimiento de Ieng Sary, ministro de Exteriores de los jemeres rojos (unos tipos responsables de uno de los genocidios mayores de Asia) se plantea la posibilidad de que, como todos los reos que ahora son juzgados, más de cuarenta años después de los hechos que supusieron la muerte de  millones de personas, “muchos temen que sólo éste último (Kieu Samphan) viva lo suficiente para escuchar su veredicto, dada la frondosa burocracia procesal… (EL PAIS; 15 de marzo de 2013).            
•    El periódico El País titula a cuatro columnas: Nuevo seísmo en Lorca: la burocracia.
En su contenido, el artículo relata pormenores de los problemas de los vecinos para la reconstrucción de sus viviendas: algunos están en el paro y sólo cobran 426 euros, otros tiran de sus ahorros que se acaban; dos o tres mil dice el Alcalde, se han marchado de Lorca, otros que no estaban empadronados se quejan de que no les dan nada. Termina el artículo: “Están cansados de la carrera de obstáculos en la que se ha convertido el proceso de reconstrucción. Y de esperar. Sobre todo de esperar.”(19 marzo 2013).         
También en el fútbol la burocracia es culpable: como titula un artículo: Iker, una baja administrativa, Conocida es la desazón de todos los madridistas por la lesión de Casillas y , más tarde, por la negativa de su entrenador a colocarle como titular. Pero, en ese momento, nos enteramos de que Mourinho está descubriendo trucos burocráticos: la burocracia es fría como el aparato del Estado y Mourinho ha establecido un régimen especial para Casillas…Todo depende de un papeleo interno .De lo que el portugués ha dado en llamar como “alta competitiva”, expresión insólita para definir una situación insólita. Ventilado el asunto por este conducto administrativo extraordinario,..(El País 1-4-13).

Por supuesto, cuando en cualquier circunstancia, los ciudadanos deben gastar su tiempo en presentar la documentación correspondiente a cualquier trámite, los culpables son los burócratas, nunca los legisladores que determinan el cumplimiento de los requisitos necesarios para obtener un permiso, licencia o subvención. O los diversos lobbies o grupos de presión que imponen salvaguardas a sus intereses y, en consecuencia, generan autorizaciones sin duda excesivas en algunos casos.
Algunas noticias más:
-La burocracia sindical de CCOO y UGT ha vendido a los trabajadores en los convenios y pactos con la patronal.
-El primer ataúd ecológico español queda sepultado por la burocracia.

Esta responsabilidad viene de antiguo, como dice Marañón refiriéndose a Felipe II:
Este sentimiento de admiración a su padre, y de temor de no poderle superar, es lo que seguramente influyó más hondamente en la actitud de Felipe II como Rey. Por ello fue un monarca esencialmente burocrático y exageró hasta límites absurdos su burocratismo y su sistemática ausencia de los campos de batalla: precisamente porque el padre amado ganó su gloria en la actitud inversa.
Marañón 237.
Un intelectual recientemente desaparecido, Octavio Paz, también contribuye a la buena fama .Dice Paz : trabajo muchas horas en una oficina absurda, con el pomposo título de Director General de Organismos internacionales me pagan muy mal y estoy sujeto a la rutina de un reglamento y a su caprichosa aplicación por remotos burócratas…
-Liquidar la burocracia. La crisis obliga a liquidar las ineficiencias titula  Un artículo de Ian traynor (The guardian).En él hace responsable a la burocracia, entre otras cosas, de que el parlamento europeo funcione 14 semanas al año en Estrasburgo.25 abril 2013.El gran titular reza seis ideas para mejorar Europa : Más democracia, menos burocracia… es una de ellas

Afortunadamente, algún organismo internacional parece ser más realista, como señala el Informe sobre el Desarrollo Humano: Una estrategia de desarrollo del país, sólidas capacidades burocráticas y políticas apropiadas son los elementos esenciales que conjuntamente dan forma al proceso de transformación.

MÁS:

El 15 de mayo, día de san Isidro, aparecía en la prensa la noticia de que en un pueblo madrileño, el Ayuntamiento había decidido arrasar un pequeño huerto de cinco por cinco metros que los padres de los alumnos de un colegio habían plantado, como parte de las actividades educativas. Al parecer no estaban en poder de los permisos municipales; por eso el titular rezaba: Burocracia anti lechuga.

El colofón de esta buena prensa nos lo da una carta al director publicada por el Diario El País (19-5-13) bajo el sugestivo título de: Es hora de romper los huevos: Hace tiempo que el sector privado inició su proceso de optimización de costos y gracias a ello, y a pesar de los despidos que se han producido y de la dramática situación que tales políticas han causado en muchos ciudadanos, muchas empresas pueden seguir subsistiendo y manteniendo ocupada a la plantilla existente. La Administración del Estado se mantiene alejada de practicar esas políticas y los bolsillos del contribuyente sufren  y terminarán por romperse si el Gobierno no es capaz de aliviar la pesada carga que están soportando. Ya va siendo hora de romper los huevos para hacer la tortilla.

Termino ya.  La mala reputación de aquellos que trabajan en las organizaciones públicas y cumplen las normas,  los reglamentos o  las leyes tiene su cumbre en una frase de un teórico del management, DAVID  LILIENTHAL que  escribió:
A medida que los hombres y las organizaciones se preocupan de los papeles, entienden cada vez menos, pierden la percepción de la realidad de los asuntos que deberían ocuparles. El tomar las decisiones a tenor de los papeles ejerce un efecto deshumanizante, y no pocas de las inhumanidades que el hombre comete se explican por esa causa, como han anotado casi todos los grandes observadores de la humanidad”.
•    El tema no estaría completo si no hiciéramos referencia a el esfuerzo en el trabajo de los funcionarios, en este caso alemanes, :
En Alemania, En un email de despedida,
Un funcionario alemán confiesa que 'no hizo nada' durante          catorce años.


Atención señores, tenemos hasta una ciudad para nosotros, dice la prensa: los que describen Bruselas como una ciudad poblada por funcionarios que nadan en privilegios y cuya única tarea consiste en regular hasta el más mínimo detalle la vida cotidiana con solo un requisito: que estas normas no sirvan para nada.
Hay un consuelo. Hasta Galdós al arremeter contra los dos grandes partidos de la restauración acusándoles de que “pasarán unos y otros dejándolo todo como hoy se halla” los hace responsables de que no acometerán ni el problema religioso, ni el económico ni el educativo, no harán más que burocracia pura…”
Hace pocos años, ¿se acuerdan de la reinvención del gobierno?, Osborne y Plastrik (qué habrá sido de ellos?) en un libro titulado La reducción de la burocracia escribieron : la mayoría de los políticos …saben que la burocracia no está funcionando, pero no saben con qué sustituirla. Muchas  de las personas que trabajan en el gobierno también lo saben, puesto que viven dentro del vientre de la bestia.

En fin, señores académicos, esto hay que mejorarlo.

Es evidente que los aquí presentes no estamos de acuerdo con estas afirmaciones, que pensamos como ha relatado brillantemente D Julián Alvarez que la burocracia es necesaria, que la racionalidad de las decisiones que emanan de los componentes de su estructura es beneficiosa. Que el establecimiento de sólidas Administraciones al servicio de los ciudadanos, formadas por personas seleccionadas con arreglo a los criterios de mérito y capacidad y el desarrollo de su trabajo con garantías, constituye uno de los pilares del funcionamiento eficaz del Estado democrático. Como escribieron Weber y Schumpeter,  y Julián Alvarez acaba de recordarnos, la burocracia “ha de ser lo bastante fuerte para guiar, y, si es necesario, para instruir a los políticos que estén a la cabeza de los Ministerios”.
Se cuentan por centenares los autores que han valorado positivamente la labor de los directivos seleccionados con arreglo a procedimientos objetivos y hoy, incluso quienes valoran especialmente la conveniencia de insistir. Valga como ejemplo lo que Gardells y Brueggen indican:” las actuales tribulaciones de la gobernanza en Occidente indican que es precisa una evolución de la democracia en la que se establezcan formas de interacción con elementos meritocráticos como contrapeso a la cultura política de  los grupos de presión y el cortoplacismo de la democracia electoral”.

Por eso, entre otras razones hemos decidido agruparnos. No obstante, no olvidemos que el éxito de esta Academia y los deseos de estar juntos, que los presenten comparten, tienen que ser duraderos porque como decía Goethe:

El entusiasmo no es un producto que se pueda conservar en salmuera durante mucho tiempo.

Muchas gracias.


Francisco Javier Velázquez López
Junio de 2013


Ultima modificacion el Miércoles 13 de Abril de 2016 16:56
Academia

Academia

E-mail: Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla

Añadir comentario


Diseñado por:
Jaitek