Suscribirse

Blogs

Miércoles 23 de Enero de 2013 12:07

Gracias señor cerdo y Teddy Thompson

por Ana Martínez Arce
Vota este articulo
(0 votos)

La verdad es que no me decido: no sé cuál de sus hijos me gusta más: el jamón serrano o el bacon. Como española que soy debería decantarme por el jamón pero el bacon es mucho bacon. Para empezar está el olor. ¿A quién no se le hace la boca agua con el olor del bacon friéndose?. Porque soy muy fiel a mi chloé, que si no mandaría una carta al señor Puig para proponerle hacer una colonia de bacon. Marc Jacobs las ha hecho de galletas, y Sisley tiene alguna que huele a abono caro. ¿Por qué no a bacon?.

Luego está el pequeño detalle del precio: obviamente el bacon es mucho más barato y lo eches donde lo eches, todo sabe mejor. Unos guisantes: saben mejor; un estofado: sabe mejor; una salsa boloñesa: sabe mejor, un helado: sabe mejor. Lo que me lleva al bacon caramelizado. Este verano probé a hacer el helado de bacon caramelizado/confitado de David Lebovitz y el primer paso consiste en caramelizar el bacon. ¡Vaya espectáculo!. Cuando salieron las tiras de bacon dulce, salado y crujiente tuve que probarlas, por eso de que era un experimento .... Madre mía: acababa de encontrar el santo grial!!!!. La pena es que cuando se rompe en trocitos y se mete en el helado pierde algo del crujiente, con lo cual yo prefiero la base del helado servida con un "chip" de bacon caramelizado encima. De hecho estoy pensando en regalar por navidades bolsitas de golosinas hechas en casa y podría incluir un trocito de bacon caramelizado...hmmmm

En fin, la receta de hoy es de espaguetis a la carbonara pero sin huevo porque a mi hermana no le gusta y yo reconozco que para todos los días entre el bacon y la yema de huevo son un pelín pesaditos si luego tienes que hacer cualquier cosa que no sea dormir la siesta o dar un paseo. Aún sin el huevo son muy sabrosos y muy facilitos.

 

Yo uso unos espaguetis un poco más gordos que los normales, creo que son los spaghettoni nº 7 de Barilla. Mientras se cuecen en agua salada, se doran los trocitos de bacon en una sarten con un chorrito de aceite para que suelten toda la grasa. Cuando estén bien doraditos se echa un buen chorro de vino blanco y se deja evaporar el alcohol. Cuando los espaguetis estén cocidos se recalienta la salsita. Si los pasos anteriores se acabaron antes de tiempo, se añade un trocito de mantequilla y se vierten los espaguetis escurridos en la sartén. A continuación se aparta la sarten del fuego y se añade parmesano rayado (en mis caso en cantidades industriales porque si el señor bacon me gusta lo mismo digo del señor parmesano), la pimienta negra molida y algo de nuez moscada. Se remueve todo bien y listos. Si se quisiese hacer una carbonara tradicional se añadiría la yema de huevo al apartar la sartén del fuego para que no salgan espaguettis con tortilla francesa y se remueve todo rápidamente.

 

 

Como lo prometido es deuda y hasta ahora no he dicho nada del tal Teddy que aparece en el título, allá va un link que lo dice todo. Es una canción de Leonard Cohen que versiona este chico que canta como los ángeles y es de mis canciones preferidas.

Actualizo porque he descubierto cómo incluir vídeos (si, soy un poco parda)

 



Ana Martínez Arce

Ana Martínez Arce

E-mail: Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla

Añadir comentario


Canción Destacada

Diseñado por:
Jaitek