Suscribirse

Los españoles volverán a ser convocados a votar el próximo 10 de noviembre.

Después de las elecciones del 28 de abril, los partidos políticos no se han puesto de acuerdo para formar Gobierno y, si no hay una noticia sorprendente en los próximos días, los españoles volveremos a votar el 10 de noviembre.

Pedro Sánchez y el PSOE planificaron las pasada campaña electoral dejando claro que tenían un socio preferente que era Unidos Podemos, partidario, entre otras cosas, de la celebración de un referéndum independentista en Cataluña y de indultar a los líderes independentistas que están hoy juzgados en el Tribunal Supremo. Sin embargo, a la hora de formar Gobierno, lo que proponía Unidos Podemos parece que no ha sido asumido por Pedro Sánchez y no han sido capaces de lograr ponerse de acuerdo, al parecer, no sólo por los programas, si no, también, porque no se fiaban los unos de los otros y, a eso se debe, quizá, el veto de Pedro Sánchez a Iglesias para que entrara en el Gobierno.

Por último, la oferta que realizó Ciudadanos, con el acuerdo del PP, de abstenerse los dos partidos para que gobernara Pedro Sánchez si aceptaba, aplicar el 155 en Cataluña,( cuya deuda parece que supera ya los 70.000 millones de euros) no indultar a los líderes independentistas si son condenados y no subir impuestos, también fue rechazada por Pedro Sánchez, con lo que la convocatoria electoral parece inevitable .

A la vista de la situación parece difícil adivinar cuál va a ser el resultado de las próximas elecciones, y es de suponer que los “estrategas políticos” responsables de que se vuelva a votar, pensarán que ahora su partido saldrá fortalecido. Sin embargo, puede que la situación no cambie mucho y quizá haya que plantearse lo mismo que en Israel después de las últimas elecciones: un Gobierno de Concentración Nacional. Pero si eso es previsible que pasase en España, por qué no se hace ahora un Gobierno de concentración nacional entre PSOE, PP y Ciudadanos y nos ahorramos las elecciones del 10 de noviembre.

Motivos no faltan para un gobierno de este tipo: el Brexit sin acuerdo, la crisis económica que nos amenaza, el desafío continuo de los independentistas y nacionalistas, afrontar la deuda catalán de los 70.000 millones que, al ritmo de gasto de Torra y sus compinches de ERC seguirá creciendo, etc , etc

Diseñado por:
Jaitek